CANTERA DE LOS ALGEZARES

La Cantera de los Algezares es más conocida a nivel coleccionístico por sus yesos a nivel español. Se trata de una de las pocas explotaciones en activo de la provincia excepto alguna cantera de caliza y otras de grava. Actualmente pertenece a la   multinacional francesa Saint Gobain Placo que dispone de una fábrica de yeso con múltiples aplicaciones situada en la cercana población de Soneja. Aunque la cantera se sitúa a apenas 1 km de dicha población, pertenece al término municipal de Segorbe. Las coordenadas son:

  • Coord. X: 719.660,48

  • Coord. Y: 4.408.879,08

Se accede a la cantera saliéndonos de la autovía Mudejar (Sagunto-Zaragoza) y continuando por la antigua nacional hasta el puente de la autovía justo antes de la entrada al pueblo de Soneja (desde allí se ve la fábrica). Justo antes del puente cogemos el camino a la izquierda que nos lleva a la cantera; si continuamos vamos pasando por antiguas canteras muy próximas durante 3 km. La actual cantera es enorme y ha tenido diferentes zonas de frente durante varios años; ahora, con una extracción mucho menor por el tema de la crisis de la construcción hay muy poco movimiento.

Además de los conocidos yesos con cristales de diferentes formas que pueden llegar hasta 20 cm de tamaño se han encontrado los siguientes minerales:

Anhidrita: salió justo en el fondo de la cantera, en una pequeña zona de 10 metros cuadrados; actualmente está a 20 metros bajo el agua.

Jacintos de Compostela: aunque muy escasos, con paciencia se pueden encontrar de muy pequeños hasta 5 cm.

Piritas: se pueden encontrar tanto en margas como en yeso y van de tamaños milimétricos hasta cristalizaciones de 2 cm; normalmente tienen forma pentadodecaédrica pero también es común encontrarlas de formas cúbicas, con estrías y biseles; son bastante escasas, y sólo las hemos encontrado cerca de las geodas de yeso o en otra parte de la cantera que actualmente también está enterrada.

Otro mineral muy común pero que poco tiene que ver con la calidad de las de Domeño, son las teruelitas; se encuentran imbuidas en yeso blanco y normalmente fracturadas. En 2014, en una de nuestras excursiones encontramos un bolo con cristales de hasta 3 cm con coloración exterior de color anaranjado, posiblemente por el Fe.